Olimerca.- Los primeros datos sobre la recogida de la aceituna en Italia apuntan a una reducción respecto a las previsiones que se habían realizado en septiembre. Según la actualización de dichas previsiones elaborada por Ismea y Unaprol, la producción de la campaña 2020-21 debería ascender a 255.000 toneladas, esto supondría una caída del 30% respecto a la campaña anterior.

Según estas asociaciones italianas, la vecería en regiones del sur del país como Puglia, que con 121.161 tn tendrá una caída del 43%; Calabria obtendrá 32.005 tn y su producción descenderá un 38%; y Sicilia con 29.200 tn bajará su producción un 15%, 

Sin embargo, en la zona centro-norte, las previsiones son más optimistas, ya que se confirman  aumentos del 31% en Toscana, con una produción de 13.010 tn; 8% en Lazio, con 11.823 tn; 70% en Umbría donde se prevén 6.500 tn y 100% en Liguria, con 2.895 tn, después de los bajos niveles de producción registradas en la campaña anterior.

Asimismo, en general, y a pesar de la caída de la producción, se espera un aceite de alta calidad en todo el país “gracias a la excelente floración, las condiciones climáticas no adversas y los limitados ataques de la mosca del olivo, apuntan desde Ismea.