La formación del consumidor, uno de los principales retos del mercado de EEUU

Según María Reyes, directora de Category Management en KeHe Distributors

10/01/2018

Olimerca.- A pesar de que las ventas de aceite de oliva en Estados Unidos han aumentado en los últimos años, el consumo per cápita es de apenas un litro por persona. De este modo, según María Reyes, directora de “Category Management en KeHe Distributors, experta en la industria agroalimentaria de productos gourmet, los problemas en este mercado pasan por “una saturación de aceite barato, de baja calidad y mal sabor y porque el consumidor continúa sin tener claro qué tipo de aceite debe comprar”.

Reyes asegura que “ambos problemas están muy vinculados con la formación de consumidores y minoristas. El minorita debería de tomarse el tiempo necesario para ubicar el AOVE en el lineal (el cual a menudo no posee) y formarse en la totalidad de su “categoría”. Debería existir un proceso de verificación para garantizar que lo que se coloca en las estanterías se corresponde con lo que dice la etiqueta. Los consumidores desempeñan un papel esencial en ello y han demostrado que están dispuestos a pagar más por un producto de calidad”.

Añade que “hemos observado que las ventas de aceite de oliva premium de calidad se han incrementado durante los últimos 4-5 años. El aceite de oliva premium de calidad vende, aunque también existen muchas presiones debido a otros aceites como el de coco o aguacate. Para resumir, diría que tanto la formación como una visión clara de cómo presentar y comercializar el aceite de oliva premium son los principales retos”.

Respecto a la producción de aceite de oliva en su país, Reyes afirma que “la producción de aceite de oliva californiano ha registrado un enorme crecimiento a lo largo de los seis últimos años. En California existen normas muy estrictas para el aceite de oliva elaborado y embotellado en este estado. California Olive Ranch es la mayor marca de aceite de oliva producido y embotellado en los Estados Unidos y, hoy en día, está posicionada como la cuarta del país. Algunos dicen que, en la actualidad, la producción de aceite de oliva californiano se encuentra donde estaba el vino hace veinte años; no obstante, no se produce suficiente aceite como para satisfacer la demanda total de los consumidores estadounidenses. Veremos cómo evoluciona la situación”.

En cuanto a los mercados más prometedores para la importación de aceite de oliva en EEUU, esta experta agroalimentaria apunta a que “el mercado del noreste siempre ha sido el más pujante. El sudeste y el medio-oeste también son potentes como mercados para el aceite de oliva, aunque la “categoría” funciona muy bien a nivel nacional”.

Archivado en:
Mercado Exterior
Relacionado con:
consumidor
Estados Unidos
AOVE
Noticias relacionadas