Olimerca.-  Justo en el momento en el que se inicia la nueva campaña de verdeo y a punto de iniciarse la cosecha temprana de la aceituna para molino, el cielo parece que quiera regalar a nuestros campos una buena cantidad de litros de lluvia esta semana. Si las previsiones meteorológicas no fallan la tormenta tropical Danielle regará nuestro país de manera abundante en los próximos días y con ello traerá una sensible mejora de los frutos que todavía se pueden recuperar.

Un agua que no sólo vendrá bien al campo, sino que también generará un clima de mayor tranquilidad en el mercado con la consiguiente estabilidad en los precios.

Al cierre de la semana pasada las cotizaciones en origen se movieron de nuevo con una gran firmeza por parte de la oferta. Concretamente un aceite para refinar se movió en los 3,85€/kg, mientras que un aceite de oliva virgen la oferta lo ofertaba entre los 3,90€/kg y los 3,95€/kg. Y si hablamos de la categoría virgen extra nos encontramos con precios a partir de los 4,05 hasta llegar a los 4,20€/kg.

Respecto al comportamiento de la demanda de la industria envasadora, en estos primeros días de septiembre hay una cierta calma tensa, tras las compras masivas de aceites lampantes por parte de dos industriales refinadores del norte de España.

Estamos en un momento crucial de revisión de precios en el lineal por parte de la gran distribución y ahora nadie quiere cargarse hasta ver cuál va a ser la tendencia de las cotizaciones de cara a los próximos meses.

De momento, lo que permanece invariable es la estimación de enlace entre campañas elaborado por la Comisión Europea. Según el último análisis publicado el 1 de septiembre el mercado se encontrará el 1 de octubre con unas existencias de 661.000 toneladas, 50.000 ton más que las que se manejaron en la campaña anterior.