Olimerca.- En alusión a la altitud en la que se encuentran sus olivares, la compañía Terraverne, fundada recientemente por un grupo de olivareros con almazara en la localidad malagueña de Teba, ha lanzado al mercado una gama de aceites de oliva virgen extra, de cosecha temprana, bajo la marca 555.

Terraverne ha presentado las tres variedades, picual, arbequina y hojiblanca, que componen su gama de primera cosecha de AOVE temprano, de la que se comercializarán unas 8.000 botellas de cada una de ellas. Próximamente estarán disponibles al público en su tienda online y física, en comercios especializados como las oleotecas de Sevilla y Córdoba, así como en supermercados.

El gerente de la empresa, Andrés García, ha subrayado las peculiaridades del aceite de Teba “que se produce en la misma sierra de Guadalteba pero a tan solo 30 kilómetros del mar, por lo que los olivares reciben un nivel de humedad que los fortalece y proporcionan un aceite rico en polifenoles muy beneficiosos para la salud”.

Para la producción del aceite temprano 555, Terraverne dispone de alrededor de 1.000 hectáreas de olivar, repartidas en más de medio centenar de fincas próximas a la almazara, lo que permite realizar una minuciosa selección de la mejor aceituna existente en cada uno de los terrenos y olivares.