Olimerca.- La Junta de Andalucía ha organizado un encuentro comercial en México para potenciar el negocio internacional de la industria auxiliar de la agricultura andaluza en el que se han llevado a cabo medio centenar de reuniones B2B entre cuatro firmas e importadores del país. El encuentro se ha celebrado en el marco de la 27º edición de la feria Expo Agroalimentaria Guanajuato, que ha tenido lugar del 8 al 11 de noviembre en Irapuato (Guanajuato, México), acogiendo a 126.000 compradores de más de una decena de países.

La industria auxiliar de la agricultura ha alcanzado cifras récord de exportación en los primeros nueve meses del año, con 724 millones de euros, un dato que supone un crecimiento del 29% respecto al mismo periodo del año anterior. Actualmente, Almería es la provincia líder en ventas, con 148 millones de euros, el 20% del total y un incremento del 11% con respecto a enero-septiembre de 2021.

Las empresas han tenido la oportunidad de mostrar sus productos e innovaciones en maquinaria auxiliar a los profesionales del sector agrícola mexicano en una zona de networking

Con esta acción, TRADE, a través de Extenda, persigue impulsar aún más la presencia de la industria auxiliar de la agricultura de Andalucía en México, quinto mercado no europeo del sector, en el que en los primeros nueve meses de 2022 se han registrado exportaciones de este sector por valor de 13 millones de euros.

A través de este encuentro comercial celebrado en la mayor feria de la industria auxiliar de la agricultura en México, las empresas han tenido la oportunidad de mostrar sus productos e innovaciones en maquinaria auxiliar a los profesionales del sector agrícola mexicano en una zona de networking organizada por Extenda en la feria y, a la vez, conocer las oportunidades de negocio en esta zona que está en pleno desarrollo agrario.

Oportunidades para el sector en México
Según datos de Extenda, la agricultura es uno de los sectores más fuertes dentro de la economía mexicana y gran parte de su producción se destina a la exportación, siendo destacable las ventas al mercado estadounidense.

Esto implica la necesidad de incorporar innovaciones en cuanto a sistemas de irrigación y producción intensiva, fertilizantes y agroquímicos. Además, se precisa la producción bajo plástico empleando nuevas tecnologías que permitan al producto mexicano rivalizar en coste y calidad con los cultivos extranjeros.

En los últimos años, el sector agrícola mexicano no ha parado de crecer, con un valor de producción que superó los 675.000 millones de pesos mexicanos a finales de 2019. Por el contrario, la superficie cultivada ha disminuido debido a la transición hacia nuevas técnicas de cultivo que generan un mayor rendimiento con un uso menos extensivo de la tierra, entre otras causas.