Olimerca.- La crisis de precios que viene arrastrando el sector del aceite de oliva continúa, un mes más, pasando factura a las exportaciones andaluzas de aceite de oliva que, entre enero y julio han sufrido una caída en su facturación del 9,4%, quedándose en 1.322 millones de euros. Esta cifra, aunque está en descenso, todavía representa el 77% de las exportaciones del producto a nivel nacional. 

Así lo reflejan los últimos datos de Extenda sobre las exportaciones de Andalucía, que a nivel global, en los primeros siete meses de 2020, alcanzaron los 16.664 millones de euros, lo que supone un descenso del 14,4% respecto al mismo periodo del año anterior, una bajada por los más de cuatro meses de parálisis de la actividad económica que ha sufrido España por la crisis de la Covid-19.

En el apartado de grasas y aceites, las exportaciones a nivel global caen un 6,4% hasta los 1.493 millones de euros

Provincias
El efecto de la pandemia en el comercio internacional provocó descensos en las exportaciones de cinco de las ocho provincias entre enero y julio. No obstante, Málaga, Almería y Granada continúan arrojando crecimientos interanuales en los primeros siete meses del año. La provincia malagueña es la que más crece, un 4,5%, hasta alcanzar los 1.325 millones de euros exportados, el 7,9% del total andaluz desde el quinto puesto en exportaciones. Le sigue Almería, cuarta exportadora, que incrementa sus ventas un 2,9%, hasta los 2.697 millones, el 16,2% del total. Granada, por su parte, aumenta sus exportaciones un 1% hasta los 796 millones (4,8% del total), ocupando el séptimo puesto del ranking exportador provincial.

Por otro lado, en los primeros siete meses del año Sevilla se alza como primera exportadora, con 3.661 millones, el 21,9% del total, a pesar de que desciende un 14,5% interanual, fundamentalmente por la bajada en la cadencia de producción de la industria aeronáutica y el bajo precio del aceite de oliva. Le sigue Huelva, con 3.405 millones, el 20,4% y un descenso del 25,7%, muy afectada por la caída de las ventas de los minerales y del sector químico y del precio de los combustibles.

También menguaron las ventas de Cádiz, tercera provincia exportadora con 3.051 millones, el 18,3% y una bajada del 23,3%, por el desplome del precio de los combustibles; de Córdoba, que desde el sexto puesto registra una caída del 8,7% hasta los 1.118 millones (6,7%), inducida en gran medida por bajada del cobre y el aceite de oliva; y de Jaén, en octavo lugar, que facturó 612 millones (3,7%), un 16,2% menos, lastrada por la caída de las ventas de aceite y material eléctrico.