Olimerca.- Aunque pueda sonar actual, el término que define al paisaje mediterráneo como bosque de olivos ya fue utilizado por un visionario, como Julio Verne, en una de sus obras más importantes, “Viaje al centro de la tierra”. Concretamente en el capítulo 44, encontramos un pasaje dedicado a las tierras del Mediterráneo, dónde narra con su particular estilo cómo se abre ante ellos “un país encantador cubierto de olivos, granados y vides”. Así nos lo recuerda Juan Vilar en su último newsletter.

Y es ahí donde hace referencia al "bosque de olivos”" término que hoy se utiliza para definir el paisaje de la provincia de Jaén, el mayor bosque del mundo plantado por el hombre, recuerda Vilar.

Y es que Verne fue un auténtico visionario, predijo con gran precisión en sus relatos fantásticos la aparición de algunos inventos generados por los avances tecnológicos del siglo XX, como la televisión, los helicópteros, los submarinos o las naves espaciales.