Olimerca.- Aunque en nuestro país ya son muchas las almazaras que han abierto sus puertas para la elaboración de los aceites de oliva virgen extra tempranos, se nota todavía que no hay una gran oferta disponible y que de los aceites virgen de la pasada campaña los industriales no quieren saber nada.

Sin duda que en esta semana los operadores apenas si han registrado operaciones de compra-venta y que esta inactividad general se está haciendo muy pesada. A estas alturas a los presidentes de las cooperativas les comienza a preocupar la proximidad de las liquidaciones a sus socios y quizás eso también está haciendo que los precios de los lampantes y los vírgenes puedan estar un poco más flojos.

Todos los tenedores de aceite coinciden en señalar la cierta retirada del mercado de la demanda industrial para buscar alguna cisterna y la reticencia de las almazaras a vender si no tienen necesidad de liquidez.

De hecho, se han detectado operaciones de lampante entre los 2,85€/kg y los 2,80€/kg en función de calidad y disponibilidad. Mientras que para los aceites vírgenes el abanico es mucho más amplio y se mueve entre los 2,90€/kg y los 3,20€/kg en base a sus características físico-químicas.

Pero si en algo coinciden muchos en señalar es que en estos momentos es clave la postura que adopten los productores portugueses a la hora de cerrar sus contratos de compra-venta. Todo el mundo sabe que la tipología de sus cultivos les permite ganar mucho dinero vendiendo sus AOVE a 3,20 y hay una cierta confianza en que las ofertas puedan moverse más entre los 3,40 o los 3,60€ que por debajo.

Por último, la climatología actual está acompañando a la recogida de la aceituna temprana y eso también es una buena noticia para el productor.

Puede consultar los precios pinchando aquí.