Olimerca.- Difundir la olivicultura, el cultivo del olivar y los productos resultantes de éste, como el aceite de oliva y las aceitunas de mesa. Éste es el objetivo del proyecto Olea, impulsado por productores e investigadores de la Universidad Estatal de Oregón (EEUU), que se han unido para potenciar el desarrollo de este sector.

Los objetivos principales del este trabajo, según publica OliveOilTimes, pasan por determinar las técnicas de producción más eficaces en Oregón; identificar qué tipo de cultivos se adaptan mejor al clima de la zona; evaluar las mejores prácticas de plantación; y poner toda esta información a disposición del público para ayudar a reforzar la industria.

Actualmente, no existen estadísticas oficiales de la producción de aceite de oliva en Oregón, aunque hay estimaciones que apuntan que durante el año pasado se produjeron en esta zona alrededor de 5.000 litros de aceite de oliva.

Se trata de una producción que crece muy lentamente desde que se inició este tipo de cultivo, hace 15 años con olivos traídos de California, con la esperanza de replicar el éxito que se estaba experimentando más al sur. Sin embargo, el clima de Oregón, con veranos calurosos y secos, e inviernos muy fríos, han dificultado la expansión de este cultivo.