Reunión entre Carmen Crespo y los representantes de la Fundación de Productores de Aceite de Oliva de Jaén.

Olimerca.- El pasado 6 de diciembre los productores jiennenses de aceite de oliva recibieron el visto bueno por parte de la UE a la solicitud del reconocimiento como Indicación Geográfica Protegida y aunque se trata de un paso decisivo, no es el último. A finales de enero o comienzos de febrero, el Diario Oficial de la Unión Europea aún ha de publicar el llamado Documento Único que regule la primera IGP de España de aceite. Y una vez superado el periodo de tres meses de impugnaciones se podrá conformar el Consejo Regulador.

En este sentido, la consejera andaluza de Agricultura, Carmen Crespo, en una reunión con el presidente de la IGP Aceite de Jaén, Manuel Parras, y su tesorero, Juan Gadeo, ha explicado que “la Consejería ya ha realizado los trámites para la publicación de la Orden de aprobación de funcionamiento del Consejo Regulador y ha solicitado la tutela nacional transitoria que nos va a permitir trabajar para que la próxima campaña 2020-2021 podamos certificar aceites amparados por la IGP Aceite de Jaén”. Además, el compromiso de la Junta de Andalucía se traducirá en apoyo en la puesta en marcha, en la promoción y el ofrecimiento de una sede física.

“Este reconocimiento de calidad a los AOVES producidos en la provincia de Jaén ha de servirnos para fomentar todavía más la calidad, posicionarlos y promocionarlos mejor en los mercados”, ha enfatizado la consejera.