Olimerca.- El Pleno del Parlamento Europeo ha aprobado nuevas medidas para paliar los efectos de la invasión de Ucrania en el sector agrícola y las pymes rurales que se dedican a la transformación y/o comercialización de productos agrícolas.

Se trata de una medida financiada a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), que permite a los Estados miembros, que aun dispongan de fondos, ofrecer liquidez a los agricultores (hasta 15.000 euros) y empresas agroalimentarias (hasta 100.000 euros) más afectados por la crisis derivada de la guerra de Ucrania.

 Para poder distribuir esta ayuda, los países, que aun tengan fondos no gastados en la actual programación, tendrán que modificar sus Programas de Desarrollo Rural para introducir esta nueva medida y seleccionar a los beneficiarios y beneficiarias. Podrán movilizar hasta un 5% de los fondos FEADER para el periodo 2021 y 2022. Esta ayuda se va a dirigir a los más afectados por la crisis actual y, en particular, a los que participen en la economía circular, la gestión de nutrientes, el uso eficiente de los recursos o métodos de producción respetuosos con el medio ambiente y el clima.

Se prevé que esta medida entre en vigor a partir del día de su publicación, en base a las solicitudes presentadas antes del 31 de marzo de 2023, y los pagos deberán abonarse antes del 15 de octubre de 2023.

Ante esta decisión, la eurodiputada Clara Aguilera, portavoz socialista de la Comisión de Agricultura de la Eurocámara, ha celebrado la ayuda, y ha destacado que "la guerra ha agravado la falta de liquidez en el sector primario, que se encuentra en una situación ya delicada debido al aumento de los precios, en particular, de la energía, los fertilizantes y los piensos. Esta solución, similar a la adoptada durante la pandemia, ayudará a aliviar en parte esta situación".

La Comisión Europea responde así a las reiteradas peticiones de la Delegación Socialista Española a través de Comisión de Agricultura de la Eurocámara.