Olimerca.- El Auditorio Olea Mare de la sede social de Dcoop ha acogido este jueves la celebración de la Asamblea General Ordinaria del Grupo referente al año 2021. Con la participación de más de 200 representantes de cooperativas socias, se aprobaron las Cuentas Anuales y el estado de información no financiera y se hizo un repaso por la actividad e inversiones que ha llevado a cabo la cooperativa agroalimentaria de segundo grado con el objetivo de comercializar la producción de las más de 75.000 familias socias.

Así, se expuso que en 2021 el patrimonio neto de la cooperativa ascendió a 159,39 millones de euros, mientras que la facturación de la sociedad cooperativa alcanzó los 1.021,16 millones de euros, un 12,5% más.

Se consolida la posición de liderazgo en el mercado oleícola estadounidense con más del 20% de cuota de mercado en el aceite de oliva virgen extra

Continúan las buenas respuestas en los proyectos de envasado de Mercaóleo y Pompeian, una unión que nació en 2015 y que está consolidando así la posición de liderazgo en el mercado oleícola estadounidense con más del 20% de cuota de mercado en el virgen extra.

En cuanto a los datos de facturación, la sección de Aceite, con 561,84 millones de euros, destaca por encima del resto de áreas en las que trabaja Dcoop, con un crecimiento de un 18,19% con respecto al año de la pandemia, gracias a que continúan desarrollando su proyecto de envasando, consolidando el crecimiento que ya tenían. Así, el balance de 2021, coloca los aceites de Dcoop, a través de Pompeian por delante de la marca Bertolli.

Respecto al balance de comercialización, Dcoop ha conseguido en la campaña 2020/21 unas salidas de 168.000 ton, de las que las exportaciones han supuesto para la compañía (tanto en granel como envasado) una facturación de 358 millones de euros; es decir un 36,2% del total.

La presencia de Dcoop, con su aceite de oliva envasado, en los mercados exteriores ha crecido de manera importante no sólo en Estados Unidos, sino también en Francia, Japón, Alemania, Bélgica o el Reino Unido; mientras que en graneles las principales salidas han sido para el mercado de Estados Unidos e Italia.

Las actividades de orujo y subproductos del olivar ascendieron el año pasado a 7,34 millones de euros.  

Proyectos de futuro
Entre las líneas de trabajo del Grupo están la apuesta por una mejor gestión del agua para el campo, el plan en defensa del olivarero tradicional, la apuesta por la certificación voluntaria de procesos en toda la cadena del aceite de oliva y el fomento por la incorporación de jóvenes y mujeres a los órganos cooperativos, en los que se enmarcan las jornadas MuYJoven.
Asimismo, en este año se ha creado una nueva sección, la de Subproductos del Olivar, para gestionar el alperujo de una decena de cooperativas inicialmente y que cuenta con dos centros industriales: uno en Martos (Jaén) y otro en Osuna (Sevilla). Por su parte, la Sección Orujera ha ejecutado las inversiones previstas en el centro de Fuente de Piedra (Málaga).