Olimerca.- Con el objetivo de hacer frente a los retos del sector agroalimentario, el Ministerio de Agricultura, la Universidad de Córdoba y la Politécnica de Madrid, a través de la Escuela Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes (ETSIAM) y la Escuela de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y Biosistemas (ETSIAAB) han firmado un convenio para el diseño e impartición de un plan de formación digital que contribuya a dotar de nuevas capacidades a los profesionales en el ámbito rural.

En este sentido, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha defendido la apuesta por una nueva “extensión agraria digital”, puntualizando que no solo hay que proporcionar los medios adecuados, sino que hay que realizar un acompañamiento en el asesoramiento de los jóvenes que se incorporan a la actividad.

El objetivo de este programa es “romper la brecha digital” para que los agricultores, ganaderos, técnicos y asesores que trabajan en el sector agroalimentario incorporen la tecnología digital al desarrollo cotidiano de su trabajo

Centro de Competencias Digitales
La firma del convenio, que ha tenido lugar en la sede ministerial, supone la activación del Centro de Competencias Digitales y de un programa formativo piloto en el marco de la educación no reglada. Se trata de Centro y de un programa escalable y que, a medio y largo plazo, podrá contar con otras entidades o centros docentes.

El ministro Planas ha afirmado que “la digitalización va a ser uno de los ejes trasversales más importantes para la recuperación económica y nueva realidad del sector agroalimentario”. Ha añadido que el objetivo de este programa es “romper la brecha digital” para que los agricultores, ganaderos, técnicos y asesores que trabajan en el sector agroalimentario incorporen la tecnología digital al desarrollo cotidiano de su trabajo.

El 80% de los titulares de explotaciones agrarias tiene una formación eminentemente práctica o fruto de la experiencia, lo que pone de manifiesto la necesidad de formación, especialmente la mixta sectorial y tecnológica.
En este sentido, la figura de la formación continua no reglada es crucial y, por eso, los ocho cursos que son materia del convenio firmado hoy están concebidos con un formato flexible y adaptable. Se trata de ciclos formativos cortos y compatibles con la actividad profesional que contarán, también, con una fase de seguimiento y de acompañamiento en la implementación de las materias impartidas.

La firma de este convenio forma parte del II Plan de Acción de la Estrategia 2021-2023. Además, estarán vinculadas al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que también sitúa a la digitalización de todos los sectores productivos como un elemento fundamental en la superación de la crisis económica y social derivada de la pandemia.