Olimerca.- Las marcas se enfrentan a un consumidor “que tiene muchas ganas de gastar, pero que no quiere tener problemas futuros por las decisiones que toma en el presente”. Así lo ha señalado la Global Account Director en Kantar, Mónica Sampol, durante la presentación del ranking Kantar BrandZ.

Tal y como publica la revista infoRETAIL, Sampol ha señalado también que “el consumidor tiene mucho miedo a lo que le depara el futuro. Tiene que hacer frente a preocupaciones que son nuevas, como por ejemplo la guerra, la inflación y el cambio climático, sin olvidarnos del covid-19”.

Ante esta situación, la Global Account Director en Kantar ha analizado tres claves para entender las nuevas tendencias, preferencias y exigencias del consumidor:

Revaluación constante. El consumidor está en constante cambio y en una encrucijada, al tiempo que ya se empiezan a identificar descensos en los niveles de consumo. Hay toda una serie de gastos que empiezan a aplazarse, por lo que, en cualquier decisión de compra, el cliente necesita saber que eso le va a aportar valor. 

El consumidor todavía está dispuesto a otorgar valor a productos que dan beneficios o a empresas que tienen una alta reputación. Asimismo, otra tendencia en auge es la marca blanca, que supone pagar menos sin renunciar a la lista de la compra. Sin embargo, Sampol alerta de que “entrar en una guerra de precios es peligroso”.

Imagen de marca. Según la directiva, hay una relación estrecha entre el precio que el consumidor está dispuesto a pagar y el valor de la marca. “Aunque las economías familiares tengan presión de precios, el consumidor es consciente de que el planeta no espera. De hecho, un 40% de la población es ecoactiva, es decir, sus decisiones están muy condicionadas por los temas ecológicos y sociales”, añade Mónica Sampol.

Experiencias. El consumidor espera que las empresas ofrezcan sus productos más sostenibles a un precio más asequible. La experiencia en el contexto actual cobra todavía más importancia, y los clientes van a dar valor a la personalización, a la reputación y a la confianza. “No es el momento de recortar experiencias, porque es lo que nos puede ayudar a justificar ese precio”, afirma la directora.

La sostenibilidad, oportunidad para las marcas
Por otro lado, la Corporate Reputation & Sustainability director en Kantar, Carmen Dato, ha abordado las claves para entender la estrategia sostenible que deben seguir las marcas. "La sostenibilidad representa una oportunidad para las empresas ya que impulsan la reputación y el valor de marca”, recalca Dato.

De hecho, las marcas que han destacado en sostenibilidad en el ranking, han crecido un 31%, lo que supone un 8% más que el crecimiento de las mejores marcas, por lo que el retorno comercial es importante.

Según Kantar, el 97% de la población quiere llevar un estilo de vida sostenible pero únicamente un 13% ha cambiado sus comportamientos. Sin embargo, un 73% ha basado alguna vez su decisión de compra por la sostenibilidad de las marcas y un 47% ha dejado de comprar marcas porque tienen un impacto negativo.

“Las barreras son el precio, la dificultad de encontrar los productos y la falta de comunicación, ya que a veces es muy difícil de diferenciar un producto que es sostenible de otro que no lo es”, concluye Dato, animando al sector a trabajar en la innovación para alcanzar objetivos.