Olimerca.- El campo andaluz está apostando por el cultivo de las tierras que estaban en barbecho como medida para mejorar su rentabilidad y hacer frente a las dificultades derivadas, entre otras cuestiones, de la guerra de Ucrania y del alza de los costes de producción. 

En concreto, se ha puesto ya en producción alrededor de 35.740 hectáreas (53%) de las 66.000 hectáreas que, en base a los criterios de la Política Agraria Común (PAC), se consideraban de interés ecológico y, por tanto, debían quedar en barbecho para que los titulares de las explotaciones pudieran acceder a las ayudas europeas. De esta superficie, más de 25.800 hectáreas se corresponden con girasol y el resto con diversos cereales.

Por provincias 
En Almería se están cultivando 122 hectáreas de interés ecológico que estaban en barbecho para poder acceder a las subvenciones de la PAC; en Cádiz, alrededor de 8.800 hectáreas, de las que cerca de 6.700 hectáreas se corresponden con girasol; en Córdoba, 4.660 hectáreas (3.700 de girasol); en Granada, 720 hectáreas (casi 100 de girasol); en Huelva, alrededor de 1.230 hectáreas (cerca de 900 de girasol); en Jaén, 637 hectáreas (216 de girasol); en Málaga, casi 775 hectáreas (405 de girasol); y en Sevilla, 18.816 hectáreas (13.825 de girasol).