Olimerca.- En su día a día la cooperativa Almazaras de la Subbética no cesa en su empeño por trabajar en la mejora de la sostenibilidad y en este 2020 que ahora acaba ha avanzado en tres grandes retos: ambiental, seguridad alimentaria y social.

Esta cooperativa está certificada por cumplimiento de sostenibilidad a través de la Certificadora Internacional Intertek en “Sostenibilidad Ambiental”, “Sostenibilidad en Seguridad Alimentaria” y “Sostenibilidad Social”. “Estamos especialmente orgullosos por la lucha que mantenemos para conseguir una renta digna para nuestros agricultores que permita la fijación de la población al medio rural mediante la estabilidad de los ingresos y la garantía de un empleo digno y estable”, aseguran.

Desde febrero de 2020 cuentan con un plan de Biodiversidad en todas las explotaciones de sus socios, instalando cajas nidos, charcas de proliferación de anfibios, comederos y bebederos para mantener y aumentar la fauna en su entorno.

Apadrinamiento
Asimismo, con el fin de que el olivar milenario siga siendo el auténtico protagonista de la historia aceitunera de España, Almazaras de la Subbética ha escogido a 33 personajes reconocidos por su empeño en defender la tierra y las familias que la trabajan, para que reivindiquen el olivar milenario frente a la amenaza de plantación de nuevos olivos con menor coste laboral.

Durante la presentación de los aceites frescos de la campaña 2020/2021 periodistas, prescriptores gastronómicos y embajadores de la alimentación sana, sostenible y solidaria han aceptado la responsabilidad de influir desde los medios de comunicación para los que trabajan, en la mejora de las condiciones del sector primario y en la conservación de la biodiversidad.

Cada otoño los 33 poseedores del certificado de apadrinamiento de un olivo que habita desde tiempos inmemoriales en la finca ecológica La Granja, en el Parque Natural de las Sierras Subbéticas Carcabuey (Córdoba), tendrán derecho a visitar su olivo, a varear sus aceitunas y a elaborar su propio aceite. De casi 100 kilos de aceitunas que da un árbol se obtienen aproximadamente unos 15 litros de AOVE.

Asimismo, en esta finca cordobesa se cultiva una parte de las aceitunas con las que se elabora el multipremiado Rincón de la Subbética, que este año ha vuelto a revalidar los cuatro primeros puestos en el Ranking mundial de la World´s Best Olive Oils del 2020.