Olimerca.-  Amata Green, empresa con sede en Estados Unidos, quiere invertir en Jaén para instalar su nueva planta de producción de biocarbón. Para ello, en los últimos meses, ha llevado a cabo diversas conversaciones con almazaras de la provincia, encaminadas a poner de manifiesto la oportunidad de colaborar con su empresa en un proyecto de fabricación de biocarbón elaborado con los subproductos procedentes de la elaboración del aceite de oliva.

Según información facilitada a Olimerca, Sandi Martín, directora general de Amata Green, con esta empresa se abre una nueva oportunidad en el negocio del aceite de oliva que puede aportar nuevos beneficios, oportunidades y opciones de sostenibilidad a los procesadores de aceitunas de Jaén. 

El biocarbón, que se denominará Biochar, es un producto orgánico que puede utilizarse como abono en el suelo para aumentar la vida microbiana del mismo con el fin de promover la salud del suelo, árboles más saludables y una mejor producción de aceituna. 

El biocarbón se elabora mediante un proceso llamado pirólisis, que consiste en la unión de los carbonos de los materiales orgánicos y que secuestra el carbono durante cientos de años. Los materiales orgánicos que pueden utilizarse en el proceso de pirólisis son el alpeorujo, las ramas de los árboles, los residuos alimentarios y otros desechos agrícolas.

La Sra. Martin declaró: “Nos complace anunciar que hemos firmado contratos con varias almazaras del grupo de la Denominación de Origen Sierra Mágina, lo que nos ayudará a  empezar a determinar la mejor ubicación para nuestra primera instalación. Lo ideal sería estar cerca de una almazara u otra empresa para poder compartir nuestros recursos, ya que crearemos energía extra que podría ser beneficiosa para una empresa cercana. Esperamos que nuestra primera instalación esté situada en Bedmar, cerca de las almazaras con las que trabajamos. Además, dado que el proceso de fabricación del biocarbón secuestra carbono, esto aportará una nueva reputación de importancia a la zona de Jaén para ayudar a mitigar el cambio climático. Aportar soluciones sostenibles al mundo es una parte importante de nuestro negocio.

Las nuevas instalaciones de Amata Green podrán empezar a construirse en la próxima primavera.