Se avecina tensión en el mercado del aceite de oliva

Si lloviese en los meses de noviembre y diciembre

PUBLICADO EL 29/09/2017

Olimerca.- Dice el refrán que nunca llueve a gusto de todos y tiene mucha razón si la misma tiene que caer en el olivar.  Los olivareros llevan esperando el ansiado líquido varios meses y a medida que nos aproximamos a la nueva recogida de la aceituna, las previsiones de los meteorólogos no apuntan a que en octubre vaya a ser un buen mes de lluvias.

Mala noticia, porque la aceituna de secano necesita con urgencia recuperar su nivel hídrico y en consecuencia de aceite, y las expectativas no son halagüeñas. A pesar de que el olivo necesita agua con urgencia, lo ideal sería que cayese en octubre cuando todavía el grueso de almazaras no ha salido al campo.

Pero si se cumplen las previsiones de lluvia para los meses de noviembre y diciembre el sector se puede encontrar con un problema añadido: si llueve en abundancia será bueno para el árbol, pero no tanto para la aceituna de este año; y además provocará que no se pueda salir a recoger el fruto, con lo que la oferta de aceite nuevo será escasa y los precios podrían volver a repunta ante las necesidades de los operadores nacionales y del exterior.

De momento, y volviendo a la realidad del mercado de esta semana, los precios en origen han recuperado alguna posición al alza, en el entorno de los cinco céntimos por kilo, como consecuencia de los mayores movimientos de un par de industriales envasadores que han estado buscando y comprando aceites de oliva virgen de baja acidez y sin muestra.  Pequeños y medianos envasadores se limitan en estas fechas a aguantar con sus existencias a la espera de ver cómo se comporta la oferta en las próximas semanas.

Respecto a las expectativas de precios de aceite de oliva virgen extra nuevo, de cara a noviembre, los rumores procedentes de Portugal apuntan a ofertas entre los 3,60€/kg y los 3,70€/kg de aceite de oliva virgen extra.

Para más información de precios PINCHE AQUÍ

 

 

Noticias relacionadas