Los grandes problemas no resueltos en el aceite de oliva

Objetivo reducir el fraude y los escándalos

27/04/2016


Olimerca.- Los problemas de autenticidad en el aceite de oliva son unas de las prioridades para la Unión Europea, como lo demuestra el hecho de que en la actualidad cada país miembro está obligado a llevar a cabo más de 4.800 controles anuales para hacer un seguimiento de la calidad y la autenticidad del mismo.

Así lo pusieron de manifiesto Wenceslao Moreda y Diego García, Investigadores del Instituto de la Grasa de Sevilla, y responsables de las distintas líneas de trabajo del proyecto Oleum, coincidiendo con la Asamblea del Instituto de la Grasa de Sevilla.

Según Moreda, en el aceite de oliva el principal problema es que es un producto que permite ser mezclado fácilmente, al contar con un gran valor añadido que lo convierte en muy atractivo, y por otra parte la deficiencia en los controles administrativos facilita su desarrollo

Para Moreda los grandes problemas no resueltos hasta la fecha son:

  1. Análisis sensorial
  2. Adicción de aceites desodorizados al AOV
  3. Adicción de aceites vegetales (avellana, aguacate) al AOVE
  4. Determinación del porcentaje de aceites de semillas (girasol alto oleico) en el AOV
  5. Determinación del origen geográfico
  6. Determinación de la frescura y la vida útil del AOVE (muy demanda por EE.UU()
  7. Qué hacemos con los AOV con composiciones químicas fuera de norma
  8. La necesidad de armonizar la legislación entre distintos países
Gracias al proyecto europeo Oleum, en el que participa muy activamente el Instituto de la Grasa de Sevilla, y que en breve se pondrá en marcha, se pretende encontrar nuevos enfoques y herramientas analíticas que garanticen la autenticidad y la calidad de los AOV, porque el objetivo es claro reducir los fraudes y los escándalos que todos los días publican diferentes medios de comunicación, lo que crea alarma social y desconfianza en el consumidor.

El Panel Test: si o no
A la hora de abordar la problemática del Panel Test, según expuso Diego García, el tema es muy sensible y nada fácil de resolver. Un dato significativo lo encontramos en el balance de la encuesta que puso en marcha la Comisión Europea acerca de este tema. Y las conclusiones son relevantes.
  • El 9% de los encuestados estaban a favor de eliminarlo
  • El 46% mantendría el Panel Test con mejoras
  • El 67% no le importaría otro método que apoye al Panel Test
Diego García cerró su intervención apuntando que el sector del aceite de oliva necesita un método fácil de implantar, que sea barato, con base científica y que no genere dudas entre las distintas categorías y para ello se necesita un material de referencia que permita la puesta a punto de las técnicas y una mejor definición química de los defectos de los aceites de oliva virgen.

Noticias relacionadas