Agustín Velilla Sanz

Subdtor Gral de Comercio de Productos Agroalimentarios - Ministerio de Economía

10 empresas exportan el 56% de nuestro aceite de oliva
PUBLICADO EL 17/04/2016

Olimerca.- El aceite de oliva es un producto de éxito que año tras año se consolida en numerosos países de todo el mundo. Un éxito que ha sido posible gracias a las apuestas de un buen número de empresas que han encontrado en el exterior una oportunidad para crecer tanto en volumen como en marca.

Olimerca.- ¿Qué importancia tiene para el gobierno el aceite de oliva?
Agustín Velilla.- Para el gobierno español y para mí es muy importante el comercio exterior del aceite de oliva y por ello nuestro trabajo se centra en que las empresas puedan ir avanzando en los mercados, algo que ya se ha demostrado, en la misma línea que otros sectores agroalimentarios.

Somos conscientes de  que el aceite de oliva tiene ya tanta importancia como el vino o el sector porcino de cara a las exportaciones. De hecho gracias a este auge en el comercio exterior podemos garantizar dar salida a las importantes producciones que tiene nuestro país.

Olimerca.- ¿Qué mercados son más atractivos para los exportadores?
Agustín Velilla.-  Con las últimas crisis económicas y una cierta paralización del consumo interno las empresas se han visto obligadas a mirar hacia otros mercados.

Evidentemente las empresas que se inician en la exportación sus primeros pasos los dan en el mercado comunitario, donde las normas y las reglas del comercio son más fáciles; pero también es cierto que en este ámbito existe una mayor competencia con lo que posicionarse en estos países también es más difícil. Es por ello que el siguiente paso es apostar por los mercados de terceros países.

En este sentido, el gobierno español siempre trabaja para eliminar trabas y favorecer nuestras exportaciones, y siempre ha negociado importantes acuerdos comerciales con distintos países para ayudar a nuestras empresas en la entrada en otros mercados. El último ejemplo lo encontramos en Corea, país con el que se ha firmado en 2015 importantes acuerdos que están impulsando la comercialización del aceite de oliva.

Olimerca.- ¿Qué opinión le merece el acuerdo de libre comercio entre Europa y EE.UU?
Agustín Velilla.-  Sin lugar a dudas el acuerdo comercial entre Europa y Estados Unidos será muy positivo, tal y como ha afirmado nuestro Secretario de Estado.

En el caso del aceite de oliva podemos decir que además de ser el primer país productor del mundo, somos el país que marca tendencias y además el país que marca los precios; y con estos antecedentes tenemos grandes posibilidades de ganar en los mercados. Por ello el acuerdo entre ambos continentes nos va a traer en un futuro una reducción de los aranceles, con lo que ello supone de menor costes; podemos simplificar las normas y conseguir un acercamiento de los estándares de calidad, y sobre todo y muy importante una cooperación inter-laboratorios.

Olimerca.- ¿Qué amenaza podría venir de EE.UU?
Agustín Velilla.- La principal amenaza que puede venir del mercado de Estados Unidos está relacionada con las normas técnicas acerca de las valoraciones organolépticas, etiquetado y similar; sin olvidar un posible nuevo intento de imponer una Marketing Order, tras el fracaso de hace dos años.

No obstante, la administración americana no tiene especial interés en poner trabas a las importaciones de aceite de oliva, dado que en la actualidad son grandes importadores (en torno a las 200.000 toneladas) con una producción de tan sólo 15.000 ton.

Olimerca.- ¿Qué puede hacer el COI para afrontar estos posibles problemas?
Agustín Velilla.- Desde luego que el Consejo Oleícola Internacional  lleva ya tiempo trabajando en este sentido, y buena prueba de ello es el convenio internacional  que entrará en vigor en enero de 2017 y que fue aprobado el pasado verano en Ginebra.

En dicho convenio  se recoge explícitamente dar mayor protagonismo a los países consumidores en las decisiones que se adopten en el Consejo Oleícola. Si se alcanza este objetivo lograremos reducir o minimizar problemas desde el inicio de la producción de aceite de oliva hasta la comercialización final.

Temas como las reglamentaciones de pesticidas o fitosanitarios enfrentan en estos momentos a productores de distintos países productores y no productores, y por ello es necesario aunar esfuerzos y objetivos.

En el AOVE se repiten los mismos problemas que ya se vivieron en el sector del vino: mientras que las producciones de vino se incrementaban en terceros países las normas se imponían en Europa. Y de alguna manera esto tiene que evolucionar en el sector del aceite de oliva en base al establecimiento del diálogo y la búsqueda de puntos de encuentro.

Olimerca.- Hablemos de nuestro posicionamiento como granelistas en el mercado mundial
Agustín Velilla.- A pesar de nuestra tradicional fama de que España es un país eminentemente exportador de aceites de oliva a granel, la realidad es que según los datos que se manejan en el ICEX nuestras empresas exportan más aceite envasado que a granel.  Además, tenemos que erradicar la idea de que exportar a granel significa perder el valor de nuestros productos.

No podemos olvidar que exportar a granel tiene una serie de ventajas frente al envasado, como pueden ser los menores costes. Por eso, no es de extrañar que las grandes firmas envasadoras como Sovena, Deoleo, Grupo Dcoop, entre otras varias exporten sus aceites a granel para ser envasados en plantas en los mercados de destino. De alguna manera esta es una manera más de internacionalizarse.

Si bien es cierto que en la actualidad tenemos 10 empresas que controlan el 56% de las exportaciones en volumen, mientras que las otras 10 empresas siguientes en el ranking controlan el 15% de las ventas en el exterior.

Olimerca.- Habla de grandes grupos, pero tiene también oportunidades las pymes?
Agustín Velilla.-  En la misma línea que ha sucedido con el sector del vino, el mercado del aceite de oliva presenta oportunidades de negocio para las pequeñas y medianas empresas. De hecho se ha demostrado que empresas de tamaño pequeño pueden vivir si encuentran un nicho de mercado apropiado; algo que no es posible en otros sectores agroalimentarios.

Olimerca.- ¿Qué recomendaciones le haría a aquellos que quieren iniciarse en el exterior?
Agustín Velilla.- A la hora de que una empresa apueste por los mercados exteriores hay que tener muy en cuenta los volúmenes que van a poder entregar y elegir los mercados en los que pueden tener más facilidades de acceso. Para iniciarse en esta importante misión es clave asistir a ferias internacional donde pueden captar a futuros clientes. Y en este campo pueden contar con la ayuda de organismos como el ICEX que hace una gran labor de apoyo.

Y es que el AOVE está de moda, sobre todo en las clases sociales más pudientes que buscan productos de calidad y que además sean saludables.

Más entrevistas
PUBLICADO EL 17/04/2017
PUBLICADO EL 13/01/2017
Juan Antonio Carrasco
Administrador del Laboratorio IndLab
PUBLICADO EL 02/01/2017
PUBLICADO EL 04/12/2016
Jesús Santolaya
Presidente de Infaoliva
PUBLICADO EL 03/11/2016