Jesús Santolaya

Presidente de Infaoliva

España debe tener más voz y voto en la elaboración de las normas a la calidad en los aceites de oliva virgen
PUBLICADO EL 03/11/2016

Jesús Santolaya Heredero, almazarero y empresario con una larga trayectoria profesional en Castilla La Mancha, es desde el pasado mes de Junio el presidente de la Federación Española de Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva). Por primera vez esta organización nacional es presidida por un empresario que no es andaluz y que se enfrenta al reto de defender el aceite de oliva elaborado por las almazaras industriales de España, que elaboran del orden del 40% del volumen total nacional.

Olimerca.- ¿Cómo valora la evolución que ha tenido el sector del aceite de oliva?

Jesús Santolaya.- En los últimos 20 años no ha habido ningún sector agroalimentario que haya evolucionado tanto y tan rápido como el del aceite de oliva. A pesar de que hace 40 años se manipuló a la opinión pública con la terminología desacertada de los aceites de oliva bajo términos como puros, olivas etc, frente a la magnificencia del virgen extra todos los demás parecían ser unos apestados, y es algo que afortunadamente se ha corregido para bien de todo el conjunto del sector

Sin lugar a dudas que la punta de lanza y la gran bandera bajo marca tiene que ser el virgen extra pero otra cosa es olvidar las otras categorías, dado que la diferencia es mínima. Los aceites lampantes son el soporte para una gran cantidad de cocinas que con un virgen extra no se puede hacer. De hecho, se ha demostrado que un aceite lampante, con unas características químicas bajo norma, aunque con algunos defectos organolépticos es muy superior a un aceite de semillas. Tenemos que defender todos los eslabones de la cadena. 

Olimerca.- ¿Cuál es su postura frente a la defensa a ultranza del aceite de oliva virgen extra?

Jesús Santolaya.-  En mi opinión apoyar sólo el aceite de oliva virgen extra puede ser el final, destruir el valor de los otros aceites de oliva y en definitiva destruir los olivares. De hecho, no podemos olvidar que se consumen infinitamente más aceites de oliva refinados que de virgen extra, y no debemos olvidar que hay aceites vírgenes que son magníficos, aunque tengan menores características organolépticas.

Y por otra parte, no podemos seguir pensando que el aceite lampante o el aceite de orujo son perjudiciales. Cada uno tiene su hueco y su importancia en el conjunto de la cadena de valor y no podemos menospreciar a ninguno. 

Olimerca.-  ¿Cómo valora las campañas de promoción del virgen extra?

Jesús Santolaya.- Bajo mi punto de vista en estos momentos se está promocionando excesivamente el consumo de aceite virgen extra en el exterior y no tanto en España, con lo que se abandona un mercado que tiene muchas posibilidades de crecimiento y que en los últimos años apenas muestra evolución al alza.

Es bueno apoyar el mercado exterior y las empresas exportadoras, pero hay que pensar también que con esa apuesta se ayuda sobre todo a los grandes líderes que tienen estructuras para poder competir en esos mercados; y se ayuda poco a las medianas y pequeñas empresas que tienen una estructura menos fuerte.

Olimerca.- ¿Qué opinión le merece los avances en materia normativa para el aceite de oliva?

Jesús Santolaya.- Este es un tema importante porque sin duda que tiene repercusión sobre la elaboración del aceite de oliva virgen de calidad.  De hecho, en ocasiones se produce que un año se aprueba una norma y al año siguiente se retira por no estar suficientemente contrastadas.

Desde mi punto de vista gran parte de las modificaciones de las normativas en materia de elaboración y calidad del aceite de olivas virgen nos han venido dadas desde Italia, porque, por desgracia para nosotros, nuestro sector se pasa más tiempo mirando al cielo para ver si llueve que pensando en ir por delante de otros países en materia de legislación y que fuese España la que marcara las pautas en este sentido. 

Hace 20 años todo el sector español sabe que unos meses antes de iniciarse la cosecha en nuestro país venían operadores de la administración italiana para conocer la realidad productora; mientras que nuestra administración apenas si disponía de información.

Es curioso que teniendo la producción que tenemos apenas tengamos voto y voz en materia de legislación y nuevas normas en el COI. Nos queda mucho por avanzar en este sentido,.

Esta entrevista es un extracto de la que será publicada próximamente en la revista Olimerca

Más entrevistas
PUBLICADO EL 17/04/2017
PUBLICADO EL 13/01/2017
Juan Antonio Carrasco
Administrador del Laboratorio IndLab
PUBLICADO EL 02/01/2017
PUBLICADO EL 04/12/2016
Jesús Santolaya
Presidente de Infaoliva
PUBLICADO EL 03/11/2016