Francisco de Paula Rodríguez García

Jefe de Servicio de Control de la Calidad Agroalimentaria de la Junta de Andalucía

"Nuestro liderazgo en la producción de aceite de oliva debe de ir acompañado por el de la calidad"
PUBLICADO EL 02/09/2016

A pesar de los avances alcanzados en la mejora de la calidad en el proceso de obtención del aceite de oliva virgen, en los últimos tiempos se han destapado en varios países (Italia, Estados Unidos, España, entre otros) problemas de relación entre el etiquetado y la calidad en el contenido de un AOVE envasado.

No se trata de problemas sanitarios, pero si son cuestiones que despiertan en el consumidor un cierto recelo y que está obligando a que desde las instituciones comunitarias así como organismos nacionales se preocupen por dar soluciones viables a todo el conjunto de la cadena de valor del aceite de oliva virgen

Olimerca.- Tras las distintas modificaciones en los parámetros físicos y químicos del aceite de oliva ¿cómo valora la situación actual?

Francisco de Paula.- Los límites de los parámetros químicos se establecen generalmente por consenso entre todo el sector, teniendo en cuenta los diferentes condicionantes. De hecho, tras haber recibido hace algunos años distintas solicitudes de modificación en los límites de los parámetros físicos y químicos del aceite de oliva,  tanto por parte del sector cooperativo, como de almazaras industriales y del sector envasador y exportador, actualmente se ha conseguido que los mismos sean prácticamente coincidentes.
En este sentido, tengo que destacar la implicación del sector empresarial de la industria auxiliar y su capacidad de innovación que ha permitido crear nuevos equipos de elaboración del aceite de oliva que sin duda ha mejorado sensiblemente los procesos productivos y a la vez éstos sean cada vez más estrictos en materia de calidad del aceite de oliva virgen. Todo ello permite sin duda acometer con garantías la disminución de los límites que fueron  establecidos en su día.

Olimerca.- Cuáles son los parámetros físico-químicos de mayor interés para el sector productor del aceite de oliva?

Francisco de Paula.- En los últimos tiempos se han propuesto distintas reducciones de los límites para las categorías virgen extra y virgen que afectan a diferentes parámetros. Básicamente estamos hablando de aquellos que se refieren a la calidad de los aceites producidos, y así podemos destacar: el grado de acidez, el índice de peróxidos y las absorbancias al ultravioleta. Para la categoría virgen extra se proponen además, cambios en parámetros cuyo valor está relacionado con las condiciones de obtención de los aceites, como son las ceras, el eritrodiol o los alcoholes alifáticos .

Olimerca.- Cree que son suficientes las herramientas y los controles que desde la Administración se están llevando a cabo para evitar que se produzcan fraudes en materia de calidad y etiquetado?

Francisco de Paula.- El número mínimo de controles viene marcado por la propia Reglamentación comunitaria. Tenemos la obligación de hacer al menos un control por cada 1000 toneladas de aceite comercializado. Alcanzar este número de controles supone ya de por sí una presión de inspección superior a la de otros sectores alimentarios. Por otra parte, la legislación alimentaria incorpora mecanismos suficientes para alcanzar, en los casos que así se consideren, los objetivos propuestos en cuanto a las averiguaciones a realizar durante la inspección.

Olimerca.- Cuando se denuncia un hecho supuestamente delictivo cuáles son las actuaciones que se adoptan por parte de la administración?

Francisco de Paula.- Las actuaciones a realizar están muy condicionadas por la información que se reciba de la denuncia, de la documentación que adjunte y de que el denunciante se identifique  en la misma como tal, o si por el contrario es anónima. Son pocas las ocasiones en la que los denunciantes se identifican, y sin embargo este es el mecanismo más efectivo, ya que  implica que la Administración debe informar al denunciante  de las actuaciones que ha realizado, de no ser así el denunciante ignora las actuaciones administrativas  y la eficacia de la misma.

Con carácter general, la forma de actuación, una vez recibida la denuncia, se concreta en investigar y tratar de constatar los hechos denunciados y, en su caso, dirigir las actuaciones administrativas a realizar las investigaciones sobre el terreno, a fin de obtener pruebas para poder verificar  las irregularidades denunciadas y su corrección.  En el caso que se deriven responsabilidades administrativas,  iniciar el correspondiente expediente sancionador y, si no fuera competencia de la Consejería, trasladar la información a la autoridad competente que corresponda.

Olimerca.- Cree que los plazos entre el momento en que se producen los hechos y se sanciona no son excesivamente largos?

Francisco de Paula.- Los plazos vienen marcados por la ley del Procedimiento Administrativo. Dicho procedimiento incorpora determinadas garantías a los administrados para la defensa de sus intereses, y si bien es cierto que los plazos para comunicar los acuerdos de inicio derivados de las irregularidades detectadas durante los controles oficiales son relativamente cortos, la resolución definitiva del procedimiento puede alargarse en el tiempo por los correspondientes recursos que los operadores comerciales interponen en defensa de sus intereses.  

Olimerca.- Cuando hablamos de normativas en los últimos tiempos parece ser la legislación europea no es suficiente para poder comercializar con seguridad aceite de oliva en terceros países (EE.UU – Australia) ¿Qué se puede hacer?

Francisco de Paula.- La legislación europea establece los requisitos de producción  que deben de respetarse  en el territorio de la Unión Europea, que no siempre coinciden con los establecidos en otras regiones o países no comunitarios. Aunque podemos presumir de disponer en Europa de uno de los estándares más elevados que esta legislación proporciona en cuanto a seguridad y calidad alimentaria, las diferencias de este sistema legislativo con los que se emplean en otros países es el origen de este problema. La única vía factible para resolver esta situación son los acuerdos internacionales, con la complejidad que implica alcanzar los mismos. En este proceso tienen un papel fundamental a diferentes niveles, tanto la Unión Europea, como el Consejo Oleícola Internacional.

Olimerca.- Qué opinión le merece los estudios que se están llevando a cabo para encontrar un método alternativo al Panel Test?

Francisco de Paula.- Cualquier metodología  que aporte información adicional, a cualquier nivel, es bienvenida. Actualmente, esta Consejería está colaborando con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente  y la Interprofesional del Aceite de Oliva en el desarrollo de metodologías analíticas instrumentales que posibiliten la evaluación sensorial de los aceites de oliva vírgenes.

En este proyecto participan  tres grupos de investigación con diferentes técnicas analíticas e instrumentales que están siendo testadas con aceites de oliva vírgenes españoles, caracterizados en paralelo por distintos paneles oficiales. Los resultados obtenidos hasta la fecha permiten ser optimistas, por lo que esperamos que a corto plazo  la aplicación de estos métodos aportarán una información complementaria muy valiosa al método del Panel Test. No obstante,  para que puedan ser reconocidos como métodos oficiales, se requiere alcanzar un mayor nivel de discriminación en cuanto a su correspondencia con el Panel Test y  verificar su eficacia con aceites de oliva vírgenes de otros orígenes, sobre todo para los aceites españoles. Si finalmente se consigue el nivel de discriminación adecuado, podrán implementarse en los laboratorios como método alternativo  complementario al Panel test.  

Este texto es un extracto de la entrevista que será publicada en el próximo número de la Revista Olimerca

Más entrevistas
PUBLICADO EL 17/04/2017
PUBLICADO EL 13/01/2017
Juan Antonio Carrasco
Administrador del Laboratorio IndLab
PUBLICADO EL 02/01/2017
PUBLICADO EL 04/12/2016
Jesús Santolaya
Presidente de Infaoliva
PUBLICADO EL 03/11/2016