Abdellatif Ghedira

Director Ejecutivo del Consejo Oleícola Internacional

Abdellatif Ghedira: El futuro del aceite de oliva pasa por un entendimiento entre países consumidores y productores
PUBLICADO EL 01/02/2016


Olimerca.- ¿Cuáles han sido sus primeras impresiones tras acceder al cargo de Director Ejecutivo?
 
Abdellatif Ghedira.-  Ante que nada mencionar que, tras acceder a mi nuevo cargo como Director Ejecutivo del Consejo Oleícola Internacional, mi primer reconocimiento ha sido para todo el personal que día a día realiza su trabajo con una gran profesionalidad y dedicación y que hacen posible que el COI pueda ofrecer los servicios que presta al sector del olivar, del aceite de oliva y las aceitunas de mesa.

Y después de esta mención, considero que tenemos en nuestras manos una de las organizaciones mundiales más importantes dentro del ámbito agroalimentario y en este sentido tenemos que seguir construyendo entre todos un organismo en el que los países productores y comercializadores se sientan representados y puedan aportar su colaboración para seguir avanzando en los nuevos retos que tenemos por delante.

Para alcanzar los próximos objetivos el COI necesita el apoyo de todo el sector para que este organismo internacional siga siendo la plataforma única que defiende los intereses del mundo oleícola. No todos los sectores agroalimentarios tienen la suerte de contar con este tipo de plataformas que les pueden representar.

Olimerca.- ¿Cuáles son los primeros objetivos a alcanzar?

Abdellatif Ghedira.- Tras la firma del nuevo Convenio el pasado mes de octubre de 2015, y que entrará en vigor en 2017, todos los países miembros hemos sentado las bases de las actuaciones del COI en el corto y medio plazo, teniendo en cuenta las necesidades de todos y cada uno de ellos; y que serán las prioridades de la secretaria ejecutiva.

En este contexto, uno de los primeros objetivos como Director Ejecutivo será conseguir mejorar la comunicación del Consejo Oleícola Internacional con los países consumidores, que conozcan la existencia de este organismo intergubernamental, cuáles son sus actividades y sus competencias en todo el mundo.  Y sobre todo que sus miembros conozcan qué puede hacer el COI por ellos y por el conjunto del sector.

Soy consciente de que son los consumidores (Estados Unidos, China, Japón, Brasil, etc) los que tienen la última palabra en el futuro del aceite de oliva.  De su evolución del consumo dependerá el futuro de este producto que ha conseguido en los últimos años revolucionar la gastronomía y la cultura de los aceites en gran parte del mundo.

Afortunadamente, el aceite de oliva que se consume en la actualidad no tiene nada que ver con el que consumían hace muchos años nuestros abuelos. Hoy, los consumidores se han vuelto más exigentes y además son capaces de apreciar las cualidades de aroma, sabor y sobre todo sus propiedades saludables.

Olimerca.- ¿Es posible fusionar los intereses de los consumidores con los de los productores?

Abdellatif Ghedira.-  Sin duda que ese es otro de los objetivos por el que tenemos que trabajar. Desde el COI queremos dar un paso más para unir los intereses de los productores y consumidores porque creemos que es posible.
En este sentido vamos a trabajar por hacer más fácil y comprensibles las normas de calidad de los aceites de oliva que se comercializan en todo el mundo. Y la mejor forma de conseguirlo es que tanto productores como consumidores vayan juntos defendiendo lo mismo: la máxima calidad con la mayor transparencia.

Por todo ello, el COI va a seguir abriendo sus puertas a todos los países que quieran conocer sus actividades; y que los consumidores sepan que hay un organismo internacional que trabaja por defender sus intereses.

Olimerca.- En los últimos años el mercado del aceite de oliva en EE.UU y sus organizaciones de productores de California está provocando distintos conflictos: normas de etiquetado, normas de clasificación de los AOVE. ¿Qué posición va a adoptar el COI en este sentido?

Abdellatif Ghedira .- Para el COI la armonización de las normas tanto nacionales como internacionales es fundamental para garantizar los intercambios comerciales equitativos y proteger al consumidor. El COI como organismo intergubernamental, mantiene relaciones con la USDA cuyos representantes son siempre invitados a las reuniones organizadas por el COI.

Por otro lado, hemos mantenido reuniones con la UC Davis, COOC y con productores de California y efectuado comentarios con relación al anteproyecto de Norma y a los distintos estudios publicados durante los últimos años. Asimismo, invitamos siempre a representantes de la UC DAVIS y de la COOC como observadores a las reuniones de expertos del COI donde se estudian nuestras normas y métodos de análisis y organizan ensayos colaborativos y estudios diversos.

En definitiva, ofrecemos desde un primer momento y seguiremos haciéndolo, nuestra colaboración para trabajar conjuntamente en aras de una mejora de la calidad en todos los países y en evitar la competencia desleal en el comercio internacional.

Somos conscientes de que el mercado de Estados Unidos supone en la actualidad el 10% del consumo mundial de aceite de oliva  y por ello tenemos que tener en cuenta sus deseos y exigencias, por lo que vamos a seguir ofreciendo nuestra colaboración para avanzar en esta línea.

Olimerca.- ¿Cuál es su opinión acerca de los métodos de clasificación de los AOV?

Abdellatif Ghedira.-  En relación con el método de evaluación organoléptica, o llamado Panel Test, en los últimos años venimos manteniendo relaciones muy estrechas con todos los países miembros y este tema ha sido y es tratado en las reuniones de expertos y en el Consejo.  Y es que tenemos que encontrar un procedimiento que proteja los intereses de los consumidores y de los productores.

La evaluación organoléptica de los aceites de oliva vírgenes es un criterio primordial de calidad y forma parte de nuestra norma comercial al mismo nivel que los parámetros físico-químicos. En paralelo, somos conscientes de que la química no es suficiente para garantizar la máxima calidad de los aceites de oliva virgen extra, y por ello nuestros trabajos de actualización de métodos de análisis son constantes en aras de mejorar la precisión y armonización de los laboratorios tanto de análisis físico-químico como sensorial. En este marco organizamos anualmente ensayos de control de la competencia para otorgarle nuestro reconocimiento cada año y por supuesto que continuamos trabajando en el estudio de métodos químicos complementarios  como es el estudio de los compuestos volátiles y en la formación de paneles.

Olimerca.- ¿Considera entonces que podemos prescindir del Panel Test?

Abdellatif Ghedira .- Sin lugar a dudas, el objetivo del COI es defender el Panel Test porque considero que la parte sensorial es muy importante, en la misma línea que lo es en el vino.

El COI defiende el aceite como producto y como sabor y quiere seguir defendiéndolo. Cuando veo un panel de expertos catadores, se vive una auténtica experiencia sensorial, más allá de un producto que se come, se relaciona con un país, con una cultura, un clima, etc.

Hace 50 años había aceite de oliva, otros aceites y poco más. En la actualidad hemos conseguido obtener distintos AOV con sus distintas categorías. Y en este sentido el consumidor es cada vez más exigente y por ello estamos obligados a ofrecerles siempre calidades diferenciadas y garantizadas.

Así,  vamos a seguir defendiendo el Panel Test; pero en paralelo vamos a seguir buscando mejorar éste método, y para ello tendremos que seguir reuniendo a todo el sector y dialogar para encontrar una solución que convenga a todo el mundo.

Olimerca.- ¿Qué puede hacer el COI para erradicar la confusión de términos en la denominación de los aceites?

Abdellatif Ghedira .- Es cierto que en determinados países nos podemos encontrar aceites de oliva envasados con etiquetados confusos con términos como “Ligt”, “Cero, Cero”, “Puro”, etc.

Principalmente, el problema nos lo encontramos en los países consumidores que no tienen arraigada la cultura del aceite de oliva.  Es en estos mercados donde el COI tiene por delante una importante labor que realizar para defender los intereses de los consumidores. Por ello estamos dialogando con los gobiernos de estos países para que se adhieran a las normas del  COI en materia de etiquetado si no quieren correr el riesgo de seguir confundiendo al consumidor y así evitar el riesgo de fraude. 

Tengo que decir que el nuevo Acuerdo que entrará en vigor en 2017, tras la firma de los países miembros, y que por primera vez en la historia de este organismo está abierto tanto a países productores como consumidores ha previsto una revisión de las clasificaciones de los aceites de oliva y aceites de orujo de oliva en aras de una mayor claridad y evitar posibles confusiones para el consumidor.

Está demostrado que las normas del COI son las que garantizan la calidad y en esa línea vamos a seguir trabajando.

Este texto es un avance de la entrevista que será publicada íntegra en el próximo número de la revista Olimerca

Más entrevistas
PUBLICADO EL 17/04/2017
PUBLICADO EL 13/01/2017
Juan Antonio Carrasco
Administrador del Laboratorio IndLab
PUBLICADO EL 02/01/2017
PUBLICADO EL 04/12/2016
Jesús Santolaya
Presidente de Infaoliva
PUBLICADO EL 03/11/2016
PUBLICADO EL 29/03/2016
PUBLICADO EL 22/02/2016